Trovador errante (1995)


Entre los cerros nací

en la frontera de Acuario

una noche de febrero

cuando la luna del pueblo

retozaba en los traspatios


Miré a mi madre rendida

de tanta luz que me daba

y entre dolor y sudor

me dio su leche de amor

y me dormí entre sus alas


Y fue creciendo y creciendo

me sorprendió el silabario

y descubrí mi futuro

en cada trazo inseguro

y en cada abrazo de hermano


Y fui creciendo y creciendo

desde mi mundo de enano

y comprendí que las cosas

sólo serían hermosas

cuando luchamos por algo


Un día de tantos que anduve,

anduve medio enredado

cuando en un palo’e jocote

junto a su nombre, mi nombre,

grabé con letras de sangre


Me enamoré de sus pechos

que descubrí aquel sábado

con su sonrisa de niña

vendiendo fresco y rosquillas

en la esquina de mi barrio


Y fui creciendo y creciendo...


Y aprendí de los adultos

que los hombres no lloraban

hasta que en una cantina

tocando una mazurquita

yo vi llorar a mi padre


Y desde entonces yo supe

que inventaría canciones

y que sería mi destino

ser trovador de caminos

pa’defender mis razones