Historias de Rockonolas Pt.3


Photo by Daan Stevens on Unsplash

3

Es Sábado de Gloria. La mayoría de la gente del pueblo se va a la poza de La Bruja a unos kilómetros del pueblo, en el río Inalí. Otros, que tienen reales, se van a la poza de la Kukamonga, en Estelí. Pero Mario, Julián, Pedro y Lencho han decidido ponerse calzoneta y chinelas de gancho, llevar una toalla y tenderla en el salón para escuchar, en la rockonola de´onde La Peluda, “Cerca del mar yo me enamoré…” del Trío Los Tecolines, aunque no conozcan el mar, y sepan que la playa más cercana está a un cachipil de kilómetros de Somoto.


En un bote de vela a la mar me tiro, canta Jaramillo, y ellos sienten que las olas llegan a morir a sus pies. Luego, El mar, de Ray Conniff, con sus trombones y sus coros, los pone melancólicos ya cuando una media de Santa Cecilia, con boca de mango celeque entre pecho y espalda, le ha hecho estragos a su cabanga. Cuando suena En el mar la vida es más sabrosa, llega doña María, la cocinera, les echa un balde de agua con sal y ellos salen a flote, como salvándose de un enorme tumbo. Lo demás es pura imaginación.