Deseo


Photo by Saad Chaudhry on Unsplash


Hace 12 años escribí este poema que ahora les comparto porque está cargado de esa energía positiva que me la vida cuando pienso en mi patria maltratada y herida...


D E S E O


Que todos los días del año

sean de un intenso e inmenso azul Dariano

que cada domingo tengamos un cielo estrellado

y todos los lunes

mojen la tierra sedienta los amaneceres

que alimentan nuestros sueños


Que cada día con sus medio días

y cada noche con sus medias noches

sea un poema de alas transparentes

y una melodía de oboes nos traiga el viento

con su canto de pájaro agorero


Que en todos los meses, las semanas,

los días, los instantes

el milagro de la vida se repita

como metáfora desnuda y sin prejuicios


Que nuestros sentidos estén abiertos

y podamos intuir la esperanza

en las yemas de los dedos

con solo abrir la primera página del año

después de vernos al espejo

y asumir que todos somos distintos


Que la imaginación de nuestra conciencia

sea capaz de reinventar, con alegría,

la palabra Patria


Que los anhelos, aunque nos desvelen el alma

mantengan alerta nuestros ideales

para cambiar las cosas

sin invocar el nombre de Dios en vano


Que el trabajo sea paz y pan

y no migajas de promesas incumplidas

Que el hambre no siga anunciándose

irremediablemente

en los ojos de los niños de las calles

ni en las ofertas extravagantes

de los supermercados


Que no nos lamentemos

por lo que hemos vivido

y empeñemos nuestra palabra

en lo que no hemos sido capaces

de construir aún…


Que ser nicaragüense

no siga siendo una frase folklórica

sino la reafirmación

de un profundo acto de fe


Que nuestra sonrisa sea siempre

una coraza contra la violencia

buscando ansiosamente la verdad

y no aceptar, con los ojos llenos de asombro,

que nos ha sido secuestrada


Que el deseo del trabajo con dignidad

sobreviva

como una braza encendida

y lo compartamos con los demás

sin avergonzarnos nunca del ayer


Que la serenidad sea nuestra bandera

para enfrentar la adversidad

sumar los logros por pequeños que sean

aceptar que la angustia y la incertidumbre

son realidades

que debemos combatir diariamente

con la lucidez de los principios…


Que la Nicaragua posible la podamos imaginar

como un sol que nos alumbre a todos por igual

y que una canción de alegría, hermandad y solidaridad

eche raíces generosas en nuestro corazón

para siempre!


Luis Enrique Mejía Godoy

Nicaragüita, Navidad 2008